Noticias

Home   /   Contenido Científico   /   Prótesis sin sutura Perceval S en la cirugía valvular aórtica de alto riesgo. Una herramienta fundamental para el cirujano

Prótesis sin sutura Perceval S en la cirugía valvular aórtica de alto riesgo. Una herramienta fundamental para el cirujano

Elisabet Berastegui García a, Maria Luisa Camara Rosella, Paula Albaladejo Da Silvaa, Sara Badia Gamarraa, Luis Delgado Ramisa, Claudio Fernandez Gallegoa, Elena Ferrer Sistachb, Ignasi Julia Almilla, Jorge Lopez Ayerbeb, Bernat Romero Ferrera, Xavier Ruyra Baliardaa

a Unidad de Cirugía Cardíaca, Hospital Germans Trias i Pujol, Badalona, España
b Unidad de Ecocardiografía-Cardiología, Hospital Germans Trias i Pujol, Badalona, España

Recibido 14 diciembre 2016, Aceptado 11 enero 2017

Resumen

Objetivo

La introducción de las nuevas prótesis aórticas sin sutura ha supuesto una alternativa para el tratamiento quirúrgico de la estenosis aórtica severa.

Presentamos la experiencia de nuestro grupo tras el inicio de un programa con prótesis Perceval S (Livanova, Saluggia, Italia).

Pacientes y métodos

Entre marzo de 2012 y octubre de 2016 se implantó la prótesis Perceval S en 262 pacientes (edad media: 77,97±6,12 años; 56,49% de mujeres). En 176 casos (67,18%) se realizó sustitución valvular aórtica aislada, con miniesternotomía en un 36,9%. El seguimiento clínico y ecocardiográfico se realizó al alta, a los 6 meses y anualmente.

Resultados

La mortalidad esperada fue del 14,19±1,31% (Euroscore log I) y del 7,47±1,11% (Euroscore log II). La mortalidad observada fue del 4,23%. Hubo complicaciones neurológicas en 2 pacientes (0,94%), y fuga periprotésica moderada al alta en 2 pacientes.

El seguimiento medio fue de 26±6,2 meses. La mortalidad en el seguimiento fue del 1,9% (4 pacientes); estabilidad de las fugas grado II en el seguimiento; gradiente medio de 10,2mmHg. El 95% de los pacientes se encontraban en grado funcional I-II.

Conclusiones

El inicio de un programa de implante de prótesis sin sutura Perceval S ha permitido intervenir a pacientes de alto riesgo con buenos resultados y baja morbilidad. La prótesis ha demostrado ser muy versátil, tener un excelente comportamiento hemodinámico y favorecer la cirugía de mínimo acceso.

 

Ver el artículo: Cirugía Cardiovascular Vol. 24. Núm. 5. Septiembre – Octubre 2017

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas