Noticias

Home   /   Actualidad   /   El doctor Sergio Cánovas implanta una novedosa válvula biológica

El doctor Sergio Cánovas implanta una novedosa válvula biológica

Estos días pasados hemos podido leer en el diario La Verdad, el caso de Cristina Dávalos, la joven murciana cuya vida cambio cuando a los cinco años se le diagnosticó estenosis aórtica, según esa publicación: “hasta el pasado 13 de junio, cuando el doctor Cánovas y su equipo completaron la operación de Cristina Dávalos, la nueva válvula biológica solo se había implantado a otros seis pacientes, en Inglaterra y Suiza. Además de evitarle el tratamiento con Sintrom y sus inconvenientes, el nuevo sistema facilita, si fuera necesario en unos años, realizar el implante de una válvula por vía percutánea sin necesidad de una nueva intervención sobre el tórax, que supondría un riesgo y otra operación a corazón abierto”.

El caso de Cristina Dávalos era, según el doctor Sergio Cánovasjefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de La Arrixaca, casi de manual: «En el momento en que la paciente llegó a nuestra consulta y comprobamos su cuadro clínico, tuvimos la seguridad de que era idónea para llevar a cabo el implante de una válvula biológica debido a los deseos de tener hijos y a su juventud», cuenta el doctor Sergio Cánovas, quien movió Roma con Santiago hasta disponer del novedoso implante en una carrera contra el tiempo, ya que la joven, que ya había sido operada a los 15 años, padecía estenosis severa, y precisaba ser operada cuanto antes. La válvula ‘Inspiris’, de pericardio vacuno, está sometida a un nuevo tratamiento denominado Resilia, que, ‘in vitro’, «ha demostrado niveles muy bajos de calcificación y, por tanto, resiste mucho más a la degeneración». El 80% de las válvulas biológicas están funcionando correctamente durante 20 años.

El doctor Cánovas comentaba en otro momento de la entrevista: “Con esta nueva prótesis podemos adelantar la edad de implantación de válvulas biológicas y plantearnos utilizarlas en pacientes por encima ya de los 50 años o que por motivos personales o clínicos no deban anticoagularse, como es el caso de Cristina”.

Pueden ver más información sobre este caso en los siguientes enlaces:

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas