Noticias

Home   /   Actualidad   /   El Correo Gallego: Entrevista al Dr. Ángel Luis Fernández González

El Correo Gallego: Entrevista al Dr. Ángel Luis Fernández González

En un artículo del pasado día 3 de Julio, la periodista de El Correo Gallego, Mar Mera Santiago, entrevistó al Dr. Ángel Luis Fernández González, miembro de la SECTCV y que ha sido presidente de la Fundación Cirugía y Corazón hasta junio de este año.

Nacido en Astorga, en 1964, el Dr. Ángel Luis Fernández González, es especialista del servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Clínico Universitario de Santiago y presidente del European Board of Cardiac Surgery of the European Union of Medical Specialists (UEM), destaca que en el CHUS se intervienen anualmente entre 20 y 30 pacientes de reparación valvular mitral, afirmando que es “una técnica compleja pues cada paciente es distinto”.

La Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular de la que fue presidente ha cumplido nada menos que sus bodas de oro. ¿Qué destacaría de la evolución de la institución en estos 50 años?

Los fines fundacionales de la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular –el estudio, prevención y tratamiento de las afecciones cardiovasculares en España y la defensa del interés profesional de la especialidad– siguen estando vigentes. Progresivamente a lo largo de los años se han incorporado aspectos importantes como son la formación de los médicos residentes y especialistas, la investigación, la acreditación de profesionales y los programas de mejora de la calidad.

Actualmente, es presidente del Board de Cirugía Cardiaca de la Unión Europea de Médicos Especialistas. ¿Cuáles son sus fines?

La Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) es una organización con sede en Bruselas encargada de velar por la adecuada formación de los especialistas europeos y por la calidad de la asistencia médica proporcionada por los estados de la Unión Europea a los ciudadanos. En este sentido, la UEMS es uno de los principales asesores de la Comisión y del Parlamento Europeo. Supervisamos los programas de formación médica especializada en los diferentes países europeos y organizamos en Bruselas un examen anual para aquellos cirujanos cardíacos que quieren convalidar su título y hacerlo homologable para todos los estados pertenecientes de la Unión Europea. También realizamos informes para asesorar en materia de calidad asistencial, evaluación de nuevas tecnologías y de proyectos de investigación a diversos organismos de la Comisión, del Consejo y del Parlamento Europeo.

El servicio de Cirugía Cardíaca del hospital Clínico Universitario de Santiago goza de gran prestigio a nivel estatal, motivo por el que MIR de toda España se desplazan al complejo para aprender sus técnicas. ¿Cuál cree que es el motivo que ha llevado al servicio a este nivel de excelencia y calidad?

En el Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Clínico de Santiago se dan cita dos elementos fundamentales que lo hacen único en nuestra comunidad autónoma. En primer lugar ofrece a los pacientes una asistencia especializada segura y eficaz. En segundo lugar, gracias a su estrecha vinculación con la Universidad, existe una actividad docente e investigadora integrada con la clínica. La unión de docencia, asistencia e investigación garantiza a los pacientes una atención quirúrgica moderna y de la máxima calidad a los alumnos de grado en Medicina una formación integral y a los graduados la posibilidad de avanzar en el conocimiento mediante la participación en proyectos de investigación.

Entre las cirugías que realizan, una de las más demandadas es la de angina de pecho. De hecho, han logrado rebajar la mortalidad por debajo del 2 %, cifra solo alcanzada por los mejores hospitales europeos. ¿Qué técnica utilizan?

El tratamiento quirúrgico de la angina de pecho utiliza la técnica de derivación o bypass aorto-coronario. La angina de pecho aparece cuando el corazón recibe poca sangre debido a la obstrucción arteriosclerótica de las arterias que lo irrigan. La cirugía permite corregir este problema salvando la obstrucción mediante el implante de nuevos conductos vasculares obtenidos del propio paciente. Generalmente se utilizan unas arterias que discurren por la parte interna de la pared torácica llamadas arterias mamarias y segmentos de la vena safena de la pierna. Efectivamente la mortalidad de la cirugía coronaria electiva en nuestro centro es inferior a la media europea, situándose en los últimos años en torno al 1,5%. Estos excelentes resultados no son mérito único de los cirujanos cardíacos, sino de todo el equipo de profesionales que participan en la intervención: anestesistas, cardiólogos, enfermeras, perfusionistas, auxiliares y celadores.

 

Fuente: EditorialCompostela.com

Foto: ECG

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas