Noticias

Home   /   Actualidad   /   CINCUENTA AÑOS DESDE EL PRIMER TRASPLANTE DE CORAZON

CINCUENTA AÑOS DESDE EL PRIMER TRASPLANTE DE CORAZON

CINCUENTA AÑOS DESDE EL PRIMER TRASPLANTE DE CORAZON REUNEN EN CIUDAD DEL CABO A LOS MAS ACREDITADOS CIRUJANOS DEL MUNDO PARA CONSENSUAR UNA DECLARACION QUE FACILITE EL TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES, CAUSA DE LA MAYORIA DE MUERTES EN LOS PAISES EN VIAS DE DESARROLLO

Hoy hace 50 años, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, una persona, Denise de nombre, tenía un accidente de tráfico mortal y se convertiría en la primera donante para un trasplante de corazón en el mundo.

Importante recordar que en aquel momento las regulaciones que hoy existen en la mayoría de países se ignoraban hasta el punto que Denise, bajo respiración asistida y con una lesión neurológica letal, precisó se detuviera su respiración artificial y esperar hasta 12 minutos para constatar que su corazón se detenía por la falta de oxígeno. Hoy sabemos que es algo a evitar para no deteriorar el corazón de un donante. Cuanto mas breve esa “hipoxia” y mejor preservado el órgano, mas probabilidades no solo de supervivencia tras el trasplante sino a mu largo plazo del receptor.

El Hospital Groote Schuur de la Universidad de Ciudad del Cabo había realizado ya trasplantes renales en varios pacientes, y Christiaan Barnard, un joven cirujano sudafricano, que había complementado su formación en diversas instituciones norteamericanas en esta técnica, tuvo el coraje de llevar a cabo, sin fotógrafos ni taquígrafos, el primer trasplante de corazón entre dos seres humanos. Un paciente terminal, con una diabetes severa y mas de tres grandes infartos en su haber, con una insuficiencia cardíaca avanzada que le impedía respirar y le producía graves problemas renales, hepáticos y digestivos.

La operación comenzó en la madrugada del 3 de Diciembre y finalizó unas siete horas después de comenzada y con dos intentos infructuosos de desconectar al paciente de la máquina corazón-pulmón artificial. Por fin, el nuevo corazón latía suficientemente y la operación era un éxito, una revolución comparable a pocas en aquel momento.

El paciente no sobrevivió mucho tiempo debido a una infección no controlable. Pero demostró que era una operación factible. Otros trasplantes siguieron a éste ya que la mayoría de instituciones, asombradas por la publicidad y el efecto de esa intervención iniciaron programas de trasplante en la mayoría de países. Pero la falta de conocimientos de una nueva especialidad, la Inmunología y la precariedad de recursos para tratar el rechazo hizo que en pocos años, tan solo ese hospital sudafricano, juntamente con la Universidad de Stanford y el Hospital de la Pitié Salpetriere de París siguieran con un programa activo hasta la resurrección del trasplante a principios de los 80 cuando se dispuso de un fármaco, por entonces indispensable o casi, la ciclosporina. De ahí, a nuestros días donde la limitación se halla en la precariedad de donantes adecuados y no en los resultados que pueden permitir hasta veinte años y mas de sobrevida a muchos de los receptores de un nuevo corazón.

En la Universidad de Ciudad del Cabo un elevado número de cirujanos de trasplante cardiaco se han reunido para celebrar no solo los cincuenta años desde ese primer trasplante sino para discutir acerca de un problema enorme como es la necesidad de tratar las enfermedades del corazón en países en vías de desarrollo de Africa, Asia y America Latina. Una conferencia sobre ese diálogo denominado Norte-Sur ha ido seguida de una declaración que en un futuro próximo se hará publica y que se conocerá como la Declaración de Ciudad del Cabo en la que se pretende facilitar una mayor conexión Sur-Sur mediante la creación de unidades de excelencia en las que se practica un medicina similar a la de los países necesitados en dicho desarrollo y no con los dispositivos, en ocasiones de precio muy elevado y complejidad técnica, de los que, tras su aprendizaje, no podrán disponer. Compromiso con las mas importantes científicas y los directores generales de la industria mas afín se han conjurado apoyar esa declaración.

Jose L. Pomar, MD, PhD
Professor of Surgery
Senior Consultant
The Cardiovascular Institute
Hospital Clinic & University of Barcelona
Spain

 

El programa de la reunión celebrada en Ciudad del Cabo, en el hospital en que se realizó el primer trasplante, que ha reunido a cirujanos cardiovasculares de todo el mundo: Aquí

 

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas