Noticias

Home   /   Actualidad   /   Cirugía e imagen se unen en la mesa de operaciones

Cirugía e imagen se unen en la mesa de operaciones

Ayudar a aumentar la seguridad de los procedimientos quirúrgicos y acelerar la recuperación de los pacientes. Ésas son, junto a la realización de operaciones mínimamente invasivas, las principales ventajas del quirófano híbrido instalado en el centro médico Teknon de Barcelona y que cuenta con la tecnología más avanzada del mercado.

Se denomina híbrida porque es la combinación de un quirófano de cirugía cardiaca más una sala de cardiología intervencionista. Así, está equipada con una plataforma de terapia guiada por imagen de última generación: un sistema de rayos X de última generación en el que es posible practicar tanto intervenciones quirúrgicas propiamente dichas con el apoyo óptimo de las técnicas de imagen, como intervencionismos coronarios y de patología cardíaca estructural guiados también por rayos X, tomografía computarizada y ecografía. Estos últimos se llevan a cabo a partir de un pequeño acceso cutáneo y vascular a través del cual circulan los materiales y prótesis destinados a la curación de la enfermedad. Este tipo de intervenciones, está en fase de crecimiento exponencial por la menor morbilidad que comportan, condicionan una recuperación más rápida y una estancia hospitalaria más corta, sin restar eficacia.

Otra de las grandes bazas que presenta este quirófano híbrido es la versatilidad. En él se pueden llevar a cabo múltiples y diferentes procedimientos diagnósticos y terapéuticos en el ámbito de la patología coronaria, la patología cardíaca estructural, la ablación de arritmias cardíacas, el diagnóstico y tratamiento percutáneo de la patología vascular periférica y de grandes vasos, la neurología vascular…

El hecho de poder realizar muchos de los tratamientos de manera percutánea (a través de una pequeña incisión, o incluso una punción de la piel), accediendo a partir de ahí al espacio vascular que conduce al corazón guiados por las técnicas de imagen –tal y como este quirófano permite hacer– acelera la recuperación y minimiza la posibilidad de determinadas complicaciones, como por ejemplo las infecciones. En conjunto, suponen unas mejoras para los pacientes, que ven cómo sus tiempos de hospitalización se reducen y pueden recuperar su vida cotidiana con mayor rapidez. Según el Dr. Juli Carballo, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital El Pilar y del Centro Médico Teknon, «la disponibilidad de un quirófano híbrido de estas características permite ofrecer a los pacientes el acceso a técnicas intervencionistas menos invasivas y al mismo tiempo eficaces, empleadas cada vez con mayor frecuencia, mediante las cuales se pueden resolver patologías frecuentes del ámbito cardiovascular. Hoy en día es posible sustituir una válvula cardíaca realizando una pequeña incisión en la ingle. Ello determina que el paciente abandona el hospital transcurridos escasos días y es capaz de retomar sus actividades rutinarias de forma rápida, sin necesidad de un largo período de recuperación».

Interfaz de tableta

Desarrollado por Philips, el equipo, que recibe el nombre de Azurion, ha conseguido una usabilidad similar a la de la tecnología móvil. Así, permite, tanto al cirujano cardíaco como al cardiólogo intervencionista, aplicar a sus procedimientos las bondades de sofisticadas técnicas de imagen en un entorno app, trabajar en paralelo y programar con antelación una gran cantidad de tareas que facilitan su labor. La plataforma cuenta con un diseño ergonómico de vanguardia y una interfaz similar a la de una tableta, lo que resuelve el problema de la usabilidad dentro de un entorno complejo (por el manejo simultáneo de diversas herramientas de imagen) y crítico (por la rapidez de actuación que conllevan este tipo de intervenciones).

Todo ello garantiza un manejo intuitivo, fácil y de máxima precisión para el profesional y se favorece el trabajo en paralelo de diferentes profesionales, con lo que se minimizan errores y se gana seguridad para los pacientes. Además, por primera vez se aúnan dos aspectos fundamentales que redundan en el beneficio tanto de médicos como pacientes: una calidad de imagen óptima con una dosis de radiación mínima.

Tal y como apunta el Dr. Xavier Ruyra, director del Instituto Cardiovascular y del Programa de cirugía cardíaca del Centro Médico Teknon, «es el más moderno de su clase lo que posiciona el CM Teknon como referente de la Cardiología en el ámbito privado y abre un abanico enorme de posibilidades terapéuticas para tratar las patologías cardiovasculares de manera menos agresiva y con los mejores resultados».

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas